lunes, 4 de agosto de 2008

El referendo revocatorio se encuentra a las puertas de la asfixia

"El Gobierno se estrella contra su aliada, la Corte Nacional Electoral, y la desautoriza.

El referendo revocatorio de mandato popular se encuentra a las puertas de la asfixia por la acumulación de cuestionamientos y todos los intentos para reducir los pesados fardos que lo agobian, terminan convertidos en nuevas y pesadas cargas que mantienen en vilo la consulta y añaden incertidumbre y confusión.

Las más recientes protagonistas de lo que ya amenaza en convertirse en caos, son las Cortes Departamentales Electorales y la Corte Nacional. Las Cortes de la Media Luna no pudieron ponerse de acuerdo para presionar la suspensión de la consulta. Lo plantearon las Cortes de Beni, Pando y Chuquisaca. Santa Cruz se abstuvo de participar de la reunión de Cortes en La Paz por falta de unanimidad en el rechazo a la consulta y anunció una demanda de inconstitucionalidad.

Según palabras de altos funcionarios de la Corte Nacional, la media luna llegó a la reunión de La Paz “con cuchillos afilados” para boicotear la consulta. La Corte Nacional se esforzó por evitar el quiebre. Su aliada, la Corte de Oruro abandonó el encuentro y Potosí no pudo asistir por bloqueos de carreteras.

En la reunión nacional no participaron los otros dos vocales de la Corte Nacional. La fórmula para evitar la fractura en las cortes fue la propuesta de reducir la injusticia entre los participantes: la ley de convocatoria obliga a los prefectos a obtener más de la mitad de los votos a favor para mantenerse en el cargo, mientras el Presidente con menos de la mitad puede ser ratificado. Primero, se pensó en enviar un proyecto de ley al Congreso, pero debido a la falta de tiempo para su aprobación se optó por una resolución que impone la norma universal de la mitad más uno para revocar o ratificar.

El presidente de la Corte Nacional Electoral, José Luis Exeni, esta vez debía soportar la artillería pesada de su único aliado, el Gobierno, con francos visos de ruptura que amenaza con profundizar la crisis.

La nueva confusión se suma a dos decretos de la única magistrada del Tribunal Constitucional que exige suspender el referendo. El Prefecto de Cochabamba, autoexcluido del referendo hace campaña y demandas de inconstitucionalidad para frenar la consulta. Son diarias las denuncias de problemas en el Padrón Electoral por documentadas múltiples inscripciones de las mismas personas. Se mantiene el cuestionamiento a la diferencia en las preguntas, lo que favorecerá al Gobierno. También el cuestionamiento al resultado, favorable al Presidente y Vicepresidente y desventajosa para todos los prefectos. Jorge Lazarte, ex vocal de la Corte Nacional, analiza para OPINIÓN la coyuntura:

OPINIÓN: ¿Se ha complicado más la situación del referendo?

JORGE LAZARTE: Este referendo ha tenido un vicio de origen que no ha podido ser corregido más bien se ha agravado con el tiempo. Es como cuando se desvía del camino, cada vez está más lejos de la ruta que debió haberse seguido. Esto es lo que está pasando con este referendo revocatorio.

Todo lo que se hace es para complicar mucho más aún los problemas que ya tiene. El último es que la Corte Nacional Electoral, contradictoriamente a lo que ella misma había sostenido días atrás, aprueba una resolución que visiblemente altera los porcentajes para la revocatoria de los prefectos y esto es una usurpación de funciones que solamente le corresponde al Parlamento.

Cambiar los porcentajes no es emplear criterios técnicos anodinos. Simplemente, es fijar criterios distintos a los que tiene la ley de referendo y que aún cuando lo hiciera en nombre de principios universales, que no están en la ley, eso mismo significa que están interpretando la ley y al interpretar le están dando un sentido distinto a los porcentajes, cambiándolos.

Esto es demasiado evidente, por no haber hecho las cosas a tiempo, por no haber tomado caminos apropiados, la Corte está complicando aún más el proceso de revocatorio y está confirmándonos que estamos en una situación de tanta volatilidad, de incertidumbre en el país que en cualquier momento puede ocurrir cualquier cosa..."
Fuente: opinion.com.bo
Ver nota completa:
El referendo revocatorio se encuentra a las puertas de la asfixia